No postees cualquier cosa, diseña una estrategia de contenidos

No postees cualquier cosa, diseña una estrategia de contenidos

No postees cualquier cosa, diseña una estrategia de contenidos

Las redes sociales nos han convertido en personas que viven al momento, que valoran la inmediatez y la acción, ¡queremos que las cosas pasen!. Por esto, es común que emprendedores jóvenes (entre los 18 y los 40 años) quieran empezar de inmediato con acciones para promover sus empresas. Al evaluar la participación en redes sociales, muchas veces “tenemos que aparecer ahí” es el único pensamiento que se nos viene a la cabeza. Y así no más empezamos a generar publicaciones para las diferentes redes sociales. (¿Está bien espiar y copiar lo que hace mi competencia en las redes sociales?)

No nos malinterpretes, nos encanta la acción, probar las ideas con tu público objetivo y hacer que las cosas sucedan. Sin embargo, hemos descubierto que al iniciar tu aventura en redes sociales puedes ser mucho más eficiente (usar mejor tus recursos) y más efectivo (optimizar tus resultados), si generas una estrategia de contenidos sociales que atienda a las necesidades de tus buyer personas.

Si empiezas a postear lo primero que se te viene a la cabeza, es decir, sin estrategia de contenidos, es probable que:

  1. Desaproveches contenido que tengas listo y que le puedas sacar provecho sin esfuerzo.
  2. Te quedes sin nada para decir al cabo de unas pocas semanas
  3. Los temas que elijas no resuenen con tus compradores ideales
  4. Tu alcance en redes se vea disminuido por ser inconstante, o por usar formatos poco impactantes.
  5. Tus compradores se confundan al recibir diferentes mensajes, con diferentes estilos y sin coherencia desde tu empresa, haciendo que pierdas credibilidad.

Por esto es supremamente importante que antes de empezar a publicar en redes sociales, desarrolles una estrategia de contenidos que te sirva de guía para tu gestión en el día a día.

 

Qué debe tener una estrategia de contenidos para redes sociales

Visión general:

Cuáles son los objetivos que pretendes lograr con tu estrategia de contenidos (aprende a determinar objetivos smart), cuáles son las buyer personas a las que quieres llegar. Y cuáles son los retos, preguntas y necesidades que esas buyer personas tienen a través de las diferentes etapas de su customer journey.

Temas a tratar a largo plazo:

De acuerdo a lo anterior, cuáles son los temas de los que quisieras hablar durante los próximos 6 o 12 meses. Cómo puedes dividir esos grandes temas en capítulos sencillos y cortos

Auditoría de contenidos:

Revisa tu blog, tus publicaciones antiguas, todo el material de marketing de tu empresa, o que hayas construido en tu vida profesional y académica. ¿Qué contenido de allí puedes usar y es relevante con respecto a los temas que elegiste? ¿Qué contenido te falta por crear? ¿Qué recursos vas a necesitar para crear ese nuevo contenido?

Tipos, formatos y frecuencia:

Determina cuáles redes sociales usar para tu empresa, qué tipo de contenido vas a crear (educativo, informativo, entretenimiento, comunidad) y qué formatos vas a crear (imágenes, vídeos, infográficos, stories, miniblogs, etc). Cada cuánto vas a postear de tus temas elegidos, cada cuánto en los formatos que decidiste.

Cronograma:

Termina traduciendo todos los anteriores puntos en un cronograma de contenidos a crear. Sé preciso con las publicaciones que vas a realizar y las actividades necesarias para lograrlo. Ten en cuenta que es más eficiente crear varias publicaciones al mismo tiempo y programarlas de una vez para que salgan automáticamente durante algún tiempo, que crear posts y publicarlos uno a uno cada día. Esto es importante para programar tu cronograma, ya que es muy útil que tengas la mayor parte del contenido listo mucho antes de que salga la publicación.

También te recomendamos no olvidar las labores de edición revisión y aprobación, que a veces requieren de tiempo, sobretodo si las personas encargadas tienen más labores diferentes.